sábado, 27 de agosto de 2011

Citas de vinagre



Vinagre y rosas, sin palabras !!! para los amantes de este cantaautor


He optado por poner las citas en un orden cronológico, de manera tal que podemos analizar el comportamiento de la gente que escribía en relación a la comida a través del tiempo. El seguimiento cronológico de esta página está determinado por la fecha de deceso de la persona que pronunció “Su cita”, de esa manera podemos verificar si alguna fue apropiada o acreeditada en épocas posteriores por otro (lo que hoy llamamos plagio). Las “Citas” mencionadas en los libros figuran con el año que se imprime ese libro o, en su variante, con la muerte del autor del mismo (he optado por colocarlas de esa manera). Si a alguien se le ocurre alguna forma de mejorarlo, humildemente gracias!!!.

Etimología

Del latín “vinum acre”

Idiomas y lenguas


Búlgaro: оцет
Esloveno: kis
Francés: vinaigre


Inglés: vinegar
Italiano: aceto
Neerlandés: azijn

Religión y vinagre

Judaísmo

"Bebida fermentada que se agría por la producción, espontánea o provocada, de ácido acético (Nm.6:3)."
"El vinagre irrita los dientes (Pr. 10:26)."
"No puede ser bebido puro (Sal. 69:21)."
"En Oriente se mezcla con un poco de aceite para apagar la sed cuando falta el agua (Rt. 2:14)."
"Cantar canciones alegres a una persona afligida es tan absurdo como echar vinagre sobre el jabón, que era de una naturaleza que el vinagre lo neutralizaba (Pr. 25:20)."
"Las tropas romanas bebían un vino ligero y agrio al que llamaban «acetum», vinagre. Es probablemente una bebida de este género la que el soldado romano ofreció a Jesús crucificado, para apagar su ardiente sed (Mr. 15:36; Jn. 19:29, 30)."
"Jesús aceptó tomar un sorbo de esta bebida. Antes se le había ofrecido una bebida estupefaciente, un vino mezclado con mirra, que había rehusado (Mt.27:34; Mr. 15:23)"

Citas

1536 
“Acetum habet in rectore”
Tiene vinagre en el pecho
Erasmo Adagia I, 5, 36 (1466 - 1536); humanista y filósofo


1616
 “Manifestó luego medio queso de Flandes y una olla de las famosas aceitunas y un plato de camarones y una gran cantidad de cangrejos con su llamativo de alcaparrones ahogados en pimientos”
Miguel de Cervantes Saavedra  (1547-1616) en su libro “Rinconete y Cortadillo” (1616). Se denomina "llamativos" lo que hoy en día son las tapas, que excitaban la colambre, es decir las ganas de beber y pimientos ahogados se llamaban porque al conservar los alcaparrones en vinagre se solía cubrir con pimientos para impedir el contacto de los alcaparrones con el aire.

1824
“El matrimonio es al amor lo que el vinagre al vino. El tiempo hace que pierda su primer sabor.”
Lord George Gordon Noel Byron (1788 - 1824); poeta inglés

1970
“Un mal escritor puede llegar a ser un buen crítico, por la misma razón que un pésimo vino también puede llegar a ser un buen vinagre.”
Francois Mauriac (1885 - 1970); escritor francés

1973
Oda a la alcachofa 

La alcachofa de tierno corazón se vistió de guerrero, erecta,
construyó una pequeña cúpula, 
se mantuvo impermeable bajo sus escamas, 
a su lado los vegetales locos se encresparon, 
se hicieron zarcillos, espadañas, bulbos conmovedores, 
en el subsuelo durmió la zanahoria de bigotes rojos, 
la viña resecó los sarmientos por donde sube el vino, 
la col se dedicó a probarse faldas, 
el orégano a perfumar el mundo y la dulce alcachofa allí en el huerto, 
vestida de guerrero, bruñida como una granada, orgullosa, 
y un día una con otra en grandes cestos de mimbre,
camino por el mercado a realizar su sueño: La milicia. 
En hileras nunca fue tan marcial como en la feria, 
los hombres entre las legumbres con sus camisas blancas eran mariscales de las alcachofas, 
las filas apretadas, las voces de comando, 
y la detonación de una caja que cae, 
pero entonces viene María con su cesto escoge una alcachofa, 
no le teme,  la examina, la observa contra la luz como si fuera un huevo, 
la compra, la confunde en su bolsa con un par de zapatos 
con un repollo y una botella de vinagre hasta que entrando a la cocina la sumerge en la olla. 
Así termina en paz esta carrera del vegetal armado que se llama alcachofa 
luego escama por escama desvestimos la delicia y comemos la pacífica pasta de su corazón verde.

1984
Cuentos cortos
Relojes
Una fama tenía un reloj de pared y todas las semanas le daba cuerda CON GRAN CUIDADO. Pasó un cronopio y al verlo se puso a reír, fue a su casa e inventó el reloj-alcachofa a alcaucil, que de una y otra manera puede y debe decirse.
El reloj alcaucil de este cronopio es un alcaucil de la gran especie, sujeto por el tallo a un agujero de la pared. Las innumerables hojas del alcaucil marcan la hora presente y además todas las horas, de modo que el cronopio no hace más que sacarle una hoja y ya sabe una hora. Como las va sacando de izquierda a derecha, siempre la hoja da la hora justa, y cada día el cronopio empieza a sacar una nueva vuelta de hojas. Al llegar al corazón el tiempo no puede ya medirse, y en la infinita rosa violeta del centro el cronopio encuentra un gran contento, entonces se la come con aceite, vinagre y sal, y pone otro reloj en el agujero.
Julio Cortazar (1914 - 1984)

1998
La vida sencilla
“ Llamar al pan el pan y que aparezca
sobre el mantel el pan de cada día;
darle al sudor lo suyo y darle al sueño
y al breve paraíso y al infierno
y al cuerpo y al minuto lo que piden;
reír como el mar ríe, el viento ríe,
sin que la risa suene a vidrios rotos;
beber y en la embriaguez asir la vida,
bailar el baile sin perder el paso,
tocar la mano de un desconocido
en un día de piedra y agonía
y que esa mano tenga la firmeza
que no tuvo la mano del amigo;
probar la soledad sin que el vinagre
haga torcer mi boca, ni repita
mis muecas el espejo, ni el silencio
se erice con los dientes que rechinan:
estas cuatro paredes —papel, yeso,
alfombra rala y foco amarillento—
no son aún el prometido infierno;
que no me duela más aquel deseo,
helado por el miedo, llaga fría,
quemadura de labios no besados:
el agua clara nunca se detiene
y hay frutas que se caen de maduras;
saber partir el pan y repartirlo,
el pan de una verdad común a todos,
verdad de pan que a todos nos sustenta,
por cuya levadura soy un hombre,
un semejante entre mis semejantes;
pelear por la vida de los vivos,
dar la vida a los vivos, a la vida,
y enterrar a los muertos y olvidarlos
como la tierra los olvida: en frutos…
Y que a la hora de mi muerte logre
morir como los hombres y me alcance
el perdón y la vida perdurable
del polvo, de los frutos, y del polvo…”
Octavio Paz Lozano (1914 - 1998), poeta mexicano.

Sin fecha

Epitafio

“De estatura mediana,
Con una voz ni delgada ni gruesa,
Hijo mayor de profesor primario
Y de una modista de trastienda;
Flaco de nacimiento
Aunque devoto de la buena mesa;
De mejillas escuálidas
Y de más bien abundantes orejas;
Con un rostro cuadrado
En que los ojos se abren apenas
Y una nariz de boxeador mulato
Baja a la boca de ídolo azteca
-Todo esto bañado
Por una luz entre irónica y pérfida-
Ni muy listo ni tonto de remate
Fui lo que fui: una mezcla
De vinagre y de aceite de comer
¡Un embutido de ángel y bestia!”

Anónimo

“Es más fácil cazar moscas con miel que con vinagre.”

Películas y comics

“Hasta el vinagre es dulce cuando es gratis”
Película Operación Moscú (2005)

Retroenlace

Blog Le noble Desarrollos gastronómicos


Blog La Cultura gastronómica en videos
Aceite - Aceitunas - Alcaparras - Camarones - Cangrejos -  Embutido -  Olla -  Pimientos - Quesos - Tapas - Vinagre – 

Blog Citas culinarias
Aceite - Aceitunas - Alcachofas o alcaucil -  - Alcaparras - Camarones -  Cangrejos - ColesComida, sexo y sensualidad - Embutido - Granada - Huevos - Levadura -  Miel - Ollas y marmitas - Omnia in Libris - Orégano - Pan - Pimientos o morrones - Quesos - RepolloSal -  Tapas - Zanahorias

Blog Personajes relacionados con la cocina

Lord George Gordon Noel Byron (1788 - 1824); poeta inglés
Francois Mauriac (1885 - 1970); escritor francés


Video

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada